La Real Academia Española (RAE) los define como aquellos que construyen o reparan instrumentos musicales de cuerda. Sin embargo, sus creaciones exceden estos límites y se distinguen por ser no solo originales sino también ciento por ciento de origen nacional.

La cuarta edición de «Luthiers: Exposición de instrumentos musicales acústicos y eléctricos, equipamiento y accesorios de efectos de producción nacional” aglutinó a más de 80 fabricantes de todo el país, quienes llegaron a nuestra universidad para mostrar sus productos y ser parte de un colectivo que año tras año fusiona música, pasión y creatividad. De esta manera, los viejos talleres ferroviarios se llenaron de diversas melodías, conciertos en vivo, clínicas y charlas. 

El evento contó, además, con la participación de CAFIM (Cámara Argentina de Fabricantes de Instrumentos Musicales) y la Asociación Argentina de Luthiers.

Oscar Grela y Fernando Ávalos son los impulsores y organizadores de la Expo, que en esta oportunidad tuvo lugar durante el mes de agosto.

¿Cómo surgió la idea de llevar adelante un evento de estas características?

Fernando: Empezó hace varios años, más que nada por un interés por este tipo de actividades y los instrumentos musicales. Con Oscar somos muy fanáticos de escuchar esta clase de productos y equipamiento. Y en un momento tuvimos muchas ganas de hacer algo acá en la Universidad, porque en la zona no había esta clase de eventos. Fue una idea original para la región, donde existe una gran proliferación de músicos. Además, tenemos la carrera de Audiovisión, por lo que nuestros estudiantes pueden interiorizarse en este mundo.

El nombre de la expo es Luthiers, pero en verdad se incluyen productos diversos.

Oscar: Sí, hay creadores de instrumentos acústicos, electroacústicos y electrónicos. También equipamiento y accesorios. Hay algunos que son más clásicos y otros eléctricos. Hay mucha variedad y con el tiempo se fueron sumando fabricantes independientes y otros más reconocidos. Ahora contamos con referentes del interior, así que la expo tiene alcance nacional. Lamentablemente muchos no pudieron viajar por cuestiones económicas, pero había una fuerte intención de venir.

¿Cuál es la repercusión en la región?

Oscar: Faltan espacios de difusión en la zona, aunque sí hay varias exposiciones en el resto del país. La mayoría de las personas que vienen están vinculadas a la música, pero otras vienen a apreciar la creatividad y el moldeado que se le da a la madera. Esta clase de eventos sirven porque muchos expositores venden en el exterior, pero no pueden insertarse en el mercado local.

Fernando: Sí, y también se da una importante comunión entre los participantes. La recomendación de un luthier es por el boca a boca, porque no hay una cuestión comercial, aunque le ponen mucha garra para poder vivir de eso. Los músicos llegan por investigación propia o porque son fan de los equipamientos y de probarlos. El acceso y la repercusión son limitadas en comparación con los instrumentos fabricados en serie por determinadas marcas consagradas. Acá estás en contacto con un montón de equipamiento que tal vez no está disponible en las casas de música, ni en los foros de internet, por ejemplo. Estas muestras generan un polo único de producción y distribución.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario