Entre el 2 y el 14 de julio de 2019 se realizó la 30a. Universiada de Verano en la ciudad italiana de Nápoles. Este evento deportivo es el segundo más grande luego de los juegos olímpicos de verano.

Argentina participó a través de la FeDUA, institución que preside el Prof. Emiliano Ojea, con una delegación conformada por 253 integrantes entre estudiantes deportistas, entrenadores, delegados, autoridades y representantes de los diferentes estamentos del deporte en general y universitario en particular. El evento contó con la presencia de otras 117 delegaciones con casi 8000 deportistas participantes, que se alojaron en barcos cruceros amarrados en el puerto de Nápoles.

Los 253 integrantes de la delegación argentina representaron a 88 instituciones de educación superior de 19 provincias, marcando un crecimiento del deporte universitario desde la primera participación argentina en este tipo de eventos en 2011 en Shenzhen (China), adonde viajaron 5 deportistas. En materia de género es importante destacar que, a excepción de Fútbol Femenino (que nuestra selección no clasificó a la Universiada), el resto de la delegación nacional tuvo la misma cantidad de representantes en las competencias masculinas y femeninas, lo cual da muestra del trabajo que viene realizando la FeDUA en pos de lograr la igualdad de oportunidades en este sentido.

Los estudiantes deportistas y delegados que integraron nuestra delegación compitieron en 14 disciplinas: atletismo, básquet, esgrima, fútbol, gimnasia artística, gimnasia rítmica, judo, natación, rugby 7 (seven), taekwondo, tenis, tiro con arco, tiro deportivo y vóley.

La UNLa estuvo presente con su máxima autoridad, la rectora Dra. Ana Jaramillo quien en una muestra más de su incondicional apoyo al deporte universitario decidió acompañar a la delegación argentina. Además representaron a la UNLa el Director de Deportes y Recreación Prof. Juan Loiseau quien se desempeñó como delegado del seleccionado de Judo, y Nicolás Sardi, estudiante de la licenciatura en Diseño Industrial, quien integró el seleccionado argentino de natación; participó en las pruebas 200 mts Mariposa con una marca de 2:04.15, 200 mts combinados con una marca de 2:11.18, y 400 mts combinados con un tiempo de 4:39.90.

“Fue una experiencia única. Compartí pileta con nadadores olímpicos, algunos con marcas muy importantes. Es increíble haber tenido la oportunidad de representar a la UNLa y a mi país” afirmó Sardi en una nota realizada por Megafón.

Una mención especial merece el trato de los napolitanos para con la delegación argentina, evidenciado en el imponente acto inaugural que contó con la presencia del presidente italiano Sergio Mattarella, el presidente de la Federación de Deporte Universitario Internacional (FISU) Oleg Matytsin y el alcalde de Nápoles Luigi De Magistris, además de la participación artística de Andrea Bocelli en un estadio San Paolo colmado. Cuando nuestra delegación ingresó al estadio para realizar el desfile, fue impresionante y muy emocionante la ovación recibida, que se incrementó aún más cuando desde la delegación Argentina se mostraron camisetas de Maradona con el número 10. Algunos sostienen que el público ovacionó más a la delegación argentina que a la propia italiana. El mismo Diego Armando Maradona desde sus redes sociales agradeció de todo corazón a los napolitanos por el recibimiento que le dieron a la delegación argentina, agradeció a los estudiantes que mostraron su camiseta y dijo que para él era un mimo al alma; además agregó que no tenía dudas de que nos harían sentir como en casa, y culminó con un “Vamos Argentina y forza Napoli sempre”.

En el marco de este evento, Oleg Matytsin, Presidente de la Federación Internacional del Deporte Universitario (FISU), recibió a personas clave en la formación del deporte universitario en la Argentina. Entre ellas estuvieron Daniel Scioli -Presidente de la Comisión de Deportes de la Cámara de Diputados-, Jaime Perczyk -Presidente del Consejo Interuniversitario Nacional y Rector de la Universidad Nacional de Hurlingham-, Daniel Martinez -Rector de la Universidad Nacional de La Matanza y Asesor del Consejo Académico de FISU-, Ana Jaramillo -Rectora de la Universidad Nacional de Lanús- y Carlos Greco -Rector de la Universidad Nacional de San Martín- acompañados por Emiliano Ojea, Presidente de la Federación del Deporte Universitario Argentino y Adrián Verdini, vicepresidente de FeDUA. Las autoridades argentinas debatieron acerca del futuro del deporte universitario y reafirmaron la pertenencia de la Argentina al movimiento internacional.

Hacia Chengdu 2021
La delegación argentina cosechó una medalla de plata en la especialidad 3000 metros con obstáculos por medio de Belén Casetta, y logró además 7 diplomas (que se otorgan a los deportistas que se ubican entre el cuarto y el octavo lugar), ubicándose en el puesto 51 general entre las 118 naciones participantes. Emiliano Ojea, presidente de la FeDUA, afirmó en www.feduargentina.com.ar: “Estamos muy contentos por el desempeño de la Argentina en estas Universíadas. Son una clara muestra de que el deporte universitario crece cada vez más. Y queremos seguir por este camino, así que ya vamos a empezar a trabajar pensando en Chengdu 2021”.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario