El pasado 23 de octubre en la ciudad de Curitiba, Brasil, el director del Tribunal Experimental en Mediación de la UNLa, Guido Leonardo Croxatto, se reunió con los abogados de la defensa de Lula da Silva, los Dres. Marcelo Caetano y Luis Carlos Rocha. El motivo del encuentro fue interiorizarse sobre el proceso al ex Presidente y dejar en manos de su defensa un amicus curiae elaborado por el Tribunal de la UNLA para presentar ante la justicia de Brasil, mencionando las distintas fallas técnicas que exhibe la sentencia que condenó al ex Presidente.

En la penitenciaría federal de Curitiba, Croxatto dejó a Lula un pañuelo blanco de las Abuelas de Plaza de Mayo, con la inscripción “Lula Libre” escrita de puño y letra por Estela de Carlotto.

«En la sentencia condenatoria se violentan normas básicas del debido proceso y existen diversos errores en la ponderación de la prueba. Existe una argumentación que es circular, ya que ni la posesión ni la presunta propiedad del referido inmueble reformado -cuyo titular es el empresario beneficiado con una delación premiada, titular de OAS- quedaron probadas. El juez Moro aplica en todo momento un argumento que es circular y se desentiende de cuestiones centrales de derecho civil: no están probados los elementos normativos del tipo. Por otro lado, en la sentencia del Superior Tribunal de Brasil, STF, se ve al ex juez y actual ministro de Justicia de Bolsonaro, Sergio Moro, ejerciendo presión directa sobre los magistrados, por ejemplo sobre Rosa Weber, violentando la división de poderes», afirmó Croxatto desde Brasil. 

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 91d7eabd-e7d2-46af-8407-06f3071d1a4d-1-1024x649.jpg

En la foto en la puerta de la penitenciaria de Curitiba, Marcelo Caetano, abogado coordinador de la defensa de Lula, y Guido Croxatto, titular del tribunal de la UNLA, sosteniendo ambos el pañuelo blanco enviado al ex presidente brasileño por las Abuelas de Plaza de Mayo.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario