Tus ojos son las vertientes de agua,

Así como las minas son tus pulmones,

Sin ellos no puedes vivir, y si tú no vives,

Nosotros también moriremos.

 

Pachamama representa la fuerza femenina del Universo: su culto simboliza la fe en la fuerza reproductora de la Tierra. Su festejo, que se celebra cada 1º de agosto, es el más popular de los pueblos nativos de América Latina de la Puna y la región andina.

La ceremonia fue creada por los pueblos de los Andes centrales, y es una de las celebraciones típicas del vasto territorio que comparten Bolivia y el Noroeste argentino. Consiste en una serie de ofrendas que se realizan para festejar la naturaleza protectora y fecunda de la tierra. Según cada región, el ritual adquiere una forma diferente con una característica común: en todos los casos, estos están a cargo de las personas mayores de la comunidad.

De la Pachamama depende el éxito de cualquier tarea vinculada con la producción. La gente no come ni bebe sin antes volcar la parte correspondiente a la Pachamama, invocándola: Pachamama / Santa Tierra / Kusiya Kusiya.

Este año, una vez más la Universidad se hizo eco de esta celebración que constituye una parte insoslayable de nuestra identidad hispanoamericana. El festejo de la Pachamama fue organizado por el Centro del Adulto Mayor Mario Strejilevich y se realizó en la Apacheta, en el sector lateral de la Plaza de la Democracia en el campus de 29 de Septiembre. La comunidad universitaria tanto de los cursos curriculares como de los que se engloban en el ámbito de Cooperación fue invitada a participar en la fiesta, y a colaborar con semillas, piedras, plantines, frutas y otros productos de la Tierra, para honrar una vez más a la Pacha y sellar el compromiso de respetarla por el bien de todos.

Hacer Comentario